Expone: 06.06 - 20.06.2014
Libre y gratuita
Ètrange Muse / Antes / Zoología

Ètrange Muse / Antes / Zoología

Autor: Ètrange Muse / Antes / Zoología

LA MARCA – Acuña, Cambas, Onvlee

Gran parte de los artistas visuales suele coincidir en que el momento de trabajo en el taller es un paréntesis entre las experiencias sensibles de la realidad. Una realidad que no cesa de ofrecernos diferencias y contradicciones. Pero en ese paréntesis los artistas no la olvidan, no la desprecian ni la esquivan, saben que está ahí y la van asumiendo, abriéndole la puerta lentamente.

Estas exhibiciones de Gabriel Acuña, Tomás Cambas y Saskia Onvlee abren la puerta de un nuevo espacio cultural que mucho tiene, aunque no parezca, de esos paréntesis. No por ser un burbuja o un lugar desentendido. Esos momentos de reflexión y de detenimiento ayudan a asumir lo más extraño y particular que la realidad nos ofrece. Detenerse a reflexionar es el primer paso para la tolerancia. Dejar atrás con lentitud las diferencias, el segundo. Y ese es el objetivo de “La casa de al lado”.

Justamente acá lo que al parecer es heterogéneo y disímil, como la obra austera de Gabriel Acuña, la síntesis de planos y colores de Saskia o las fotografías apuradas de Tomás Cambas, termina compartiendo en el fondo un rasgo común.

Las tres obras están cruzadas por algo relativo al tiempo. Acuña descubrió la maravilla de los dibujos naturales que hace el cruce del papel y las hojas de una planta en un momento preciso de la experimentación, Onvlee reúne dos tiempos en una aproximación surrealista de objetos o personajes, y Cambas (que llamó “Antes” a su exhibición fotográfica) parece conocer muy bien cómo la fotografía puede ser el congelamiento de lo perecedero.

Pero hay algo más. Cuando una fibra de banano dibuja sobre el papel artesanal, cuando una matriz de tinta se estampa sobre la hoja blanca o cuando la luz es retenida por un material sensible, cada uno de ellos está dejando una marca, una huella literalmente hablando de esa experiencia temporal finita.

La pregunta ahora entonces es: ¿qué hacemos nosotros para dejar una marca? ¿cuántos modos distintos existen para hacerlo? La respuesta, por suerte, es infinita. Hoy se verán tres.

Marcos Krämer